Proyecto de ley propone la utilización y el acceso integral a los tratamientos de reproducción humana asistida

Mediante el presente Proyecto de Ley N.° 3542/2018-CR, tiene por objeto regular la utilización y el acceso integral a los tratamientos de reproducción humana asistida por parte de la población, así como los requisitos mínimos que debe cumplir centros y/o servicios de salud que las realicen. Con la finalidad de contribuir únicamente con la procreación humana.

Artículo 1.- Objeto de la Ley.

La presente Ley tiene por objeto regular la utilización y el acceso integral a las técnicas de reproducción humana asistida por parte de la población, así como los requisitos mínimos que deben cumplir los centros y/o servicios de salud que las realicen, las responsabilidades de los equipos biomédicos interdisciplinarios, la promoción de la investigación biomédica, los derechos y obligaciones de los usuarios o beneficiarios que se sometan a este tipo de prácticas médicas, y su vinculación con la filiación, entre otros; protegiéndose en todo momento la dignidad humana de la persona, los derechos reproductivos de los ciudadanos y el interés superior del menor; en concordancia con la Constitución Política del Estado y la normatividad vigente.

Artículo 2º.-Ámbito de aplicación.

La presente Ley es aplicable a todas las personas que se sometan a tratamientos de reproducción humana asistida, así como las entidades del sector público y privado, en lo que les corresponda.

Artículo 3º.- Finalidad de la Ley.

3.1 Las técnicas de reproducción humana asistida son realizadas a toda persona que presente algún grado de infertilidad y/o en salvaguarda de sus derechos reproductivos;

3.2 Las técnicas de reproducción humana asistida se llevan a cabo con la finalidad de contribuir únicamente con la procreación humana;

3.3 Las personas que se sometan a las técnicas de reproducción humana asistida aportan su propio material genético y/o el de su pareja para llevar a cabo la procreación, o recibir gametos femeninos y/o masculinos o embriones con participación de terceros, de acuerdo a lo establecido en la presente Ley y su reglamento;

3.4 Excepcionalmente, y cuando el diagnóstico médico así lo amerite, las parejas que se sometan a las técnicas de reproducción humana asistida pueden solicitar la práctica de una gestación subrogada con transferencia de embriones formados con material genético de terceras personas, siempre y cuando la Comisión Especial de Reproducción Humana Asistida constituida por el Ministerio de Salud lo autorice, en los términos señalados en el reglamento de la presente Ley; y,

3.5 Se prohíbe la fecundación de óvulos o embriones humanos, con cualquier fin distinto a la procreación humana.

Artículo 4º.- Principios Generales.

Los principios generales para la aplicación de la presente Ley son los que se indican a continuación:

4.1 Principio de dignidad y defensa de la vida humana. La aplicación de las técnicas de reproducción humana asistida se encuentra en armonía con el pleno respeto a la vida, a la dignidad, a los derechos y a las libertades fundamentales de toda persona, reconocidas por la Constitución Política del Estado y normas vigentes.

4.2 Principio de respeto a la autonomía y responsabilidad. Toda persona tiene derecho a decidir sobre aquello que puede afectar su salud, asumiendo las consecuencias que puedan acarrear, a partir de tener toda la información relevante, necesaria y oportuna, según corresponda.

4.3 Principio de igualdad. La atención médica debe ser brindada conforme a las necesidades de salud en condiciones equitativas, idóneas y de calidad; sin distinciones, privilegios, preferencias ni exclusiones.

4.4 Principio de beneficencia. El profesional de la salud procura el bienestar de las personas involucradas en las técnicas de reproducción humana, en concordancia con lo dispuesto en la presente Ley y su reglamento.

4.5 Principio de no maleficencia. Las acciones que se lleven a cabo en el marco de un procedimiento de procreación humana asistida deben procurar el menor riesgo y daño a las personas involucradas conforme a los alcances de la presente Ley y su reglamento.

4.6 Principio de solidaridad. La donación de gametos y embriones, las gestantes subrogadas y los centros y/o servicios de salud autorizados se rigen por el altruismo a favor de las personas que se sometan a tratamientos de reproducción humana asistida, de acuerdo a lo señalado en la presente Ley y su reglamento.

4.7 Principio de justicia y equidad. La salud es un derecho humano fundamental que es garantizado por el Estado.

4.8 Principio de información. En las técnicas de reproducción humana se debe ofrecer toda la información relevante sobre sus beneficios, posibilidades de éxito, riesgos y consecuencias que deriven de éstos.

4.9 Principio de confidencialidad. La información relativa a las personas involucradas a las técnicas de reproducción humana asistida es reservada. Esta no puede ser utilizada o revelada para fines distintos a los dispuestos en la presente Ley y su reglamento.

4.10 Principio de Interés Superior del Niño. Es el derecho, principio y norma de procedimiento que otorga al niño el derecho a que se considere de manera primordial su interés superior en todas las medidas que afecten directa o indirectamente a los niños y adolescentes, garantizando sus derechos humanos.

[…]

 Fuente:

Congresista Luciana León Romero, Proyecto de Ley N.° 3542/2018-CR, Ley que regula el uso y el acceso a los tratamientos de reproducción humana asistida, en el portal web del Congreso, Lima: el 11 de octubre del 2018. Recuperado de <https://bit.ly/2AiSMAv>.    

Boletines anteriores

Publicidad