No es causal de exclusión de socios el no convocar a junta general de accionistas ya que existe la figura de la convocatoria judicial

Fuente: J.L. Casajuana Abogados

CAS. N.° 832-2016 Lima

Emitida el 14 de marzo de 2017

(Publicada en El Peruano, 30/01/2018)

Juez ponente

Señor juez supremo Sánchez Melgarejo

Decisión

Fundado

Normas aplicables

Artículos 117 y 119 de la Ley General de Sociedades

 

Fundamento jurídico relevante

[L]a demandante señala, que la recurrente habría infringido las disposiciones del estatuto, específicamente, al no convocar a junta general de accionistas, sin embargo, ello importa una omisión o un incumplimiento de las funciones asignadas; el ordenamiento normativo societario ha previsto dicho supuesto y establecido la figura de la Convocatoria Judicial, conforme a lo dispuesto por los artículos denunciados. Indica que en el estatuto no se ha señalado taxativamente que la no convocatoria a junta obligacional es causal de exclusión de socio, siendo esto así, la Convocatoria Judicial sería una vía recurrible para los socios, antes de solicitar la exclusión del socio vía judicial. Precisa que la Sala Superior hace una interpretación extensiva de la norma gramatical, cuando ese no es el sentido de la misma, pues se trata de una sanción de la que no cabe interpretación alguna, pues debe estar tipificada en el Estatuto Societario y de análisis exhaustivo, no se aprecia tal sanción.


CAS. N.° 832-2016

 LIMA

EXCLUSIÓN Y SEPARACIÓN DE SOCIO

No corresponde la exclusión de un socio, por no convocar a junta de accionistas, ya que existe facultad legal para efectuarse la convocatoria, ello en virtud al artículo 119 de la Ley General de Sociedades, la cual describe que se puede solicitar al juez del domicilio social, mediante proceso no contencioso, la convocatoria judicial.

Lima, catorce de marzo de dos mil diecisiete.

LA SALA CIVIL PERMANENTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA; vista la causa número ochocientos treinta y dos - dos mil dieciséis, en audiencia pública llevada a cabo en la fecha y producida la votación con arreglo a Ley, emite la siguiente sentencia.

I. MATERIA

Viene a conocimiento de esta Suprema Sala, el recurso de casación interpuesto por la demandada Emilia Rebeca Vicente Meza de fojas 211, contra la sentencia de vista de fecha 20 de noviembre de 2015, de fojas 190, que revocó la sentencia apelada del 30 de enero de 2015, de fojas 143, que declaró infundada la demanda de exclusión de socio; reformándola la declaró fundada; en consecuencia, se ordena la exclusión de la demandada como socia de la Empresa Inversiones Virgen del Carmen Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada , en aplicación de lo dispuesto por el artículo 4 de la Ley General de Sociedades.

II. ANTECEDENTES

DEMANDA. Mediante escrito de fecha 26 de noviembre de 2013, obrante a fojas 55, la Sucesión Intestada de David Barrueta Torres en Liquidación, debidamente representada por su entidad Liquidadora Alta Sierra Asesores y Consultores SAC, interpone demanda contra la recurrente, sobre exclusión de socio.

FUNDAMENTOS DE HECHO. 1. La empresa Inversiones Virgen del Carmen SRL, tiene por capital social la suma de S/. 40,000.00 soles dividido y representado por 40,000 participaciones sociales de un valor de S/. 1.00 soles cada una íntegramente suscritas y pagadas de la siguiente forma: S/. 20,000 soles por Emilia Rebeca Vicente Meza de Barrueta y S/.20,000 soles por David Barrueta Torres, actualmente fallecido y por tanto representado por su Sucesión Intestada, la que a su vez se encuentra representada por su entidad liquidadora Alta Sierra Asesores y Consultores SAC. 2. La demandada es socia y a la vez Gerente General de la referida persona jurídica. 3. El patrimonio del señor David Barrueta Torres se encuentra en un proceso de disolución y liquidación de acuerdo a la Ley General del Sistema Concursal - Ley número 27809 (Expediente número 0107-2011/CCO-INDECOPI); y la Comisión de Procedimientos Concursales del Indecopi realizó la Difusión del Procedimiento el día 27 de junio de 2011, en el Diario Oficial El Peruano, por lo que a partir de la fecha se suspende la exigibilidad de las obligaciones y se genera el marco de la protección del patrimonio de la concursada, haciéndose de público conocimiento a efectos de que los acreedores puedan reconocer sus créditos ante Indecopi. 4. Adicionalmente, en junta de socios de la entidad liquidadora de fecha 04 de junio de 2012, se designa como apoderado para esta liquidación al señor Luis Alejandro Sierralta Piñeiro, quien goza de las facultades conferidas por la Ley general del Sistema Concursal, lo cual consta inscrito en la Partida Electrónica número 01713167 del Registro de Personas Jurídicas de Lima. 5. En ese sentido, mediante Carta número 024 y 025-BARRUETA-AS—2013 ambas diligenciadas notarialmente con fecha 13 de marzo de 2013, la recurrente le solicitó a la socia gerente de inversiones Virgen del Carmen SRL, la señora Rebeca Vicente Meza de Barrueta, se sirva convocar a Junta Obligatoria Anual de Ejercicio Económico 2012 y que les haga entrega de una serie de documentación económico-financiera perteneciente a la empresa en cuestión. Dicha solicitud ha sido reiterada, mediante cartas número 029-030-031-032 y SIBARRUETA-AS-2013, todas diligenciadas notarialmente con fecha 11 de abril de 2013. 6. En ese sentido, la demandada viene incumpliendo flagrantemente lo dispuesto por el artículo 6 del Estatuto de la Empresa Inversiones Virgen del Carmen SRL y el artículo 113 y 114 de la Ley General de Sociedades.

CONTESTACIÓN DE DEMANDA. Por escrito de fecha 15 de febrero de 2014, obrante a fojas 87, la demandada Emilia Rebeca Vicente Meza, contesta la demanda alegando que: a) En principio, la empresa liquidadora no está facultada para separar o excluir a cualquier socio dentro de la empresa, conforme se puede verificar de la ficha registral de la SUNARP; por tanto, existe una representación defectuosa, hecho contemplado en el marco legal de nuestra legislación. b) Además, la descripción de la controversia en la presente demanda no guarda relación con el tema de fondo, ni con lo contenido en el acta de conciliación por lo que deberá desestimarse la pretensión. c) Señala que su exclusión debe regularse por el artículo 293 de la Ley General de Sociedades, el cual señala que un socio gerente que INFRINJA las disposiciones del estatuto, cometa actos dolosos contra la sociedad, o se dedique por cuenta propia o ajena, al mismo género comercial o empresarial que constituye el objeto social, la exclusión del socio se acuerda con el voto mayoritario de los participantes sociales sin considerar la del socio cuya exclusión se discute, debe constar de escritura pública y se inscribe en el registro. d) Por tanto, considera que la entidad liquidadora no está procediendo conforme los lineamientos expuestos en la Ley General de Sociedades para excluirla, pues se está actuando de forma personal llevada por intereses particulares. e) Asimismo, refiere que el último párrafo del artículo 294 de la Ley General de Sociedades, establece que la convocatoria y la celebración de las juntas generales son indispensables, así como la representación de los socios en ellas, pues se regirá por las disposiciones de la sociedad en cuanto le sean aplicables. f) Refiere que la convocatoria a junta general de socios, debe estar dirigida a todos los que conforman dicha empresa, es decir, los legitimados para obrar y decidir dentro de lo que conforman la sociedad, y en este caso en particular, debe dirigirse al socio que pretende ser excluido de la SRL. Así también, en la asamblea no pueden tratarse asuntos distintos a los señalados en el aviso de convocatoria, en el caso en que se vaya a debatir sobre la exclusión del socio, este punto debe ser consignado en la convocatoria, de manera que dicha parte tendría conocimiento del debate sobre su exclusión.

PUNTOS CONTROVERTIDOS. 1. Determinar si la demandada Emilia Rebeca Vicente Meza de Barrueta en su condición de Gerente de la empresa Inversiones Virgen del Carmen SRL, ha infringido o no el artículo 6 del Estatuto de dicha empresa y los artículos 113 y 114 de la Ley General de Sociedades, al no convocar a Junta Obligatoria Anual del Ejercicio Económico 2012 y 2013 correspondiente a dicha empresa. 2. Si en el caso se estableciera que la demandada Emilia Rebeca Vicente Meza de Barrueta ha infringido los dispositivos citados en precedencia, determinar si corresponde su exclusión y separación de socia y gerente de la empresa referida.

SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA. Luego del trámite procesal correspondiente, el señor Juez del Décimo Quinto Juzgado Civil Subespecialidad Comercial de la Corte Superior de Justicia de Lima, mediante resolución de fecha 30 de enero de 2015, obrante a fojas 143, emitió sentencia declarando infundada la presente demanda, al merituar que el demandante en rigor alega que la socia gerente habría infringido las disposiciones del estatuto, específicamente la de convocar a junta general. Sin embargo, respecto a este supuesto, el Juez concluye que infringir la norma implica quebrantarla, así si el gerente hubiese convocado en forma distinta a la fijada en el estatuto ello claramente implicaría un quebrantamiento de la norma, en el presente caso no ha ocurrido ello, toda vez que la acción de no convocar a junta general de accionistas importa una omisión o incumplimiento de las funciones asignadas; sin embargo, para este caso de omisión, el ordenamiento normativo societario ha previsto la convocatoria judicial, así si trascurriesen más de quince días de presentada la solicitud, sin efectuarse la convocatoria, el socio podrá solicitar al Juez que ordene la convocatoria por el proceso no contencioso, conforme lo dispone el artículo 117 de la Ley número 26887 - Ley General de Sociedades. Siendo así, se establece que la demandada no ha contravenido lo establecido en el artículo 6 del estatuto, así como las normas de la Ley General de Sociedades.

RECURSO DE APELACIÓN DE LA DEMANDANTE. Mediante escrito de fecha 17 de marzo de 2015, la Sucesión Intestada de David Barrueta Torres en Liquidación, debidamente representada por su entidad liquidadora Alta Sierra Asesores y Consultores SAC, interpone su recurso de apelación contra la resolución de fecha 30 de enero de 2015, sosteniendo que: a) Refiere que la Sala debe merituar que la gerente demandada no ha cumplido con convocar a Junta General de Socios desde el periodo correspondiente al año 2012, resistiéndose hasta la fecha actual a cumplir con lo dispuesto por el artículo 6 del Estatuto. b) Denuncia que el Juez ordena que deberían solicitar la convocatoria judicial de junta general de socios; sin embargo, no deja constancia del fundamento legal que impida a su parte incoar la presente acción judicial, recortando así sus derechos fundamentales a la tutela jurisdiccional efectiva y al debido procedimiento.

SENTENCIA DE SEGUNDA INSTANCIA. La Segunda Sala Civil con Subespecialidad Comercial de la Corte Superior de Justicia de Lima, mediante resolución de fecha 20 de noviembre de 2015, de fojas 190, revoca la sentencia apelada, que declaró infundada la demanda; reformándola la declara fundada, en consecuencia se ordena que se excluya a la demandada como socia de la Empresa Inversiones Virgen del Carmen Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada, conforme lo dispuesto por el artículo 4 de la Ley General de Sociedades, bajo los siguientes argumentos: i) La exclusión de un socio no debe ser sólo voluntad de un accionante, sino acordada por Junta de Socios, de acuerdo a lo previsto por el Artículo 293 de la Ley General de Sociedades. No obstante, si bien es cierto inicialmente el mencionado precepto indica que la exclusión del socio se acuerda con el voto favorable de la mayoría de las participaciones, sin considerar las del socio cuya exclusión se discute, también lo es que el mismo dispositivo legal establece que “Si la sociedad tiene dos socios, la exclusión de uno de ellos sólo puede ser resuelta por el Juez, mediante demanda en proceso abreviado […]”, por lo que, tratándose la empresa Inversiones Virgen del Carmen Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada de una constituida con dos socios, la exigencia que reclama la demandada carece de sustento. ii) En ese sentido, no es razonable admitir en la normatividad societaria la existencia del régimen dual que invoca la demandada, desde que ello importaría permitir que el socio gerente vulnere los estatutos sin posibilidad de sanción alguna, siendo por el contrario legalmente adecuado interpretar que al socio gerente le es exigible tanto el cumplimiento de lo previsto por el estatuto de la empresa, como también no incurrir en las prohibiciones que detallan los artículos 287 y 293 de la Ley General de Sociedades: dedicarse, por cuenta propia o ajena, al mismo género de negocios que constituye el objeto social. iii) De otro lado, esta Sala Superior no comparte la distinción que efectúa el Juez de la causa entre infringir e incumplir o la relación que también expone entre infringir y quebrantar, desde que, en cualquier caso, lo que ocurre cuando el Gerente de una Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada omite la convocatoria a una Junta, que solo él puede convocar según disposición estatutaria, es infringir el estatuto, entendiendo a la infracción –en concordancia con lo sostenido por la apelantecomo el quebrantamiento de leyes u órdenes. iv) En consecuencia, la demandada infringió el artículo 6 del Estatuto de Inversiones Virgen del Carmen Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada, al no convocar a la Junta General a la que se encontraba obligada, por haberla requerido un número mayor a la quinta parte del capital social y establecerlo así el último párrafo del Artículo 286 de la Ley número 26887, incurriendo en la causal de exclusión prevista en el Artículo 9 del mismo Estatuto y regulada en el Artículo 293 de la citada Ley, por lo que la sentencia apelada debe ser revocada, declarándose la exclusión como socia de la demandada, con aplicación de lo dispuesto por el Artículo 4 de la misma Ley General de Sociedades.

RECURSO DE CASACIÓN. Contra la mencionada sentencia de vista emitida por la Sala Superior, la demandada, interpuso recurso de casación, mediante escrito de fecha 27 de enero de 2016, obrante a fojas 211. Este Supremo Tribunal, mediante resolución de fecha 28 de setiembre de 2016, declaró procedente el referido recurso por la causal de: Infracción normativa de los artículos 117 y 119 de la Ley número 26887 Ley General de Sociedades.

III. MATERÍA JURÍDICA EN DEBATE

La materia jurídica en debate en el presente proceso, se centra en determinar si la sentencia de segunda instancia se analizó correctamente si la recurrente ha infringido el artículo 6 del estatuto de la Empresa Inversiones Virgen del Carmen Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada.

IV. FUNDAMENTOS DE ESTA SALA SUPREMA

PRIMERO. El recurso de casación se ha interpuesto por: Infracción normativa de los artículos 117 y 119 de la Ley número 26887- Ley General de Sociedades. La demandante señala, que la recurrente habría infringido las disposiciones del estatuto, específicamente, al no convocar a junta general de accionistas, sin embargo, ello importa una omisión o un incumplimiento de las funciones asignadas; el ordenamiento normativo societario ha previsto dicho supuesto y establecido la figura de la Convocatoria Judicial, conforme a lo dispuesto por los artículos denunciados. Indica que en el estatuto no se ha señalado taxativamente que la no convocatoria a junta obligacional es causal de exclusión de socio, siendo esto así, la Convocatoria Judicial sería una vía recurrible para los socios, antes de solicitar la exclusión del socio vía judicial. Precisa que la Sala Superior hace una interpretación extensiva de la norma gramatical, cuando ese no es el sentido de la misma, pues se trata de una sanción de la que no cabe interpretación alguna, pues debe estar tipificada en el Estatuto Societario y de análisis exhaustivo, no se aprecia tal sanción.

SEGUNDO. En principio, debe señalarse que el recurso de casación civil tiene por fines esenciales alcanzar la adecuada aplicación del derecho objetivo y la uniformidad de la jurisprudencia nacional por la Corte Suprema de Justicia, conforme así lo dispone el artículo 384 del Código Procesal Civil, modificado por la Ley número 29364. Por ello la Corte Suprema, mediante el control de las decisiones jurisdiccionales, debe evaluar si el Juez de mérito aplicó o no correctamente el derecho.

TERCERO. El artículo 9 del estatuto de la Empresa Inversiones Virgen del Carmen SRL, señala que la exclusión y separación de los socios se sujeta a lo dispuesto por el artículo 293 de la Ley número 26887, que a su vez prescribe: “Puede ser excluido el socio gerente que infrinja las disposiciones del estatuto, cometa actos dolosos contra la sociedad o se dedique por cuenta propia o ajena al mismo género de negocios que constituye el objeto social (…). Si la sociedad sólo tiene dos socios, la exclusión de uno de ellos sólo puede ser resuelta por el Juez, mediante demanda en proceso abreviado. Si se declara fundada la exclusión se aplica lo dispuesto en la primera parte del artículo [...].

CUARTO. La disposición parcialmente transcrita advierte la precisión de causales de exclusión del socio gerente, en su rol de administrador de la sociedad, exigiéndosele que su actuación procure la satisfacción del interés social, con posibilidad de extenderse las infracciones que se le atribuyan, de acuerdo a lo que se desprende del propio texto del Artículo 293 de la Ley General de Sociedades Ley número 26887, a la vulneración de normas imperativas y la lesión del interés de la sociedad de la que forma parte[1].

QUINTO. De la demanda se advierte que la accionante Sucesión Intestada de David Barrueta Torres en Liquidación, representada por su entidad liquidadora Alta Sierra Asesores y Consultores SAC, tiene como pretensión la exclusión de la demandada Emilia Rebeca Vicente Meza en su calidad de socia - gerente de la empresa Inversiones Virgen del Carmen, por haber infringido el artículo 6 del estatuto, que señala expresamente: “(…) De conformidad con lo dispuesto en el tercer párrafo del artículo 294 de la Ley- Ley General de Sociedades-, la convocatoria a junta general la hará el gerente general mediante esquelas bajo cargo, dirigidas al domicilio a la dirección designada por el socio a este efecto”.

SEXTO. La demandante alegó en su demanda haber requerido a la demandada mediante sucesivas cartas: i) Cartas número 024-SIBARRUETA-AS-2013, 025- SIBARRUETAAS- 2013, recepcionadas el 11 de marzo 2013, obrante a fojas 22 y 23 respectivamente; y ii) Cartas número 029-SIBARRUETAAS- 2013, 030- SIBARRUETA-AS-2013, 031- SIBARRUETAAS- 2013 y 032- SIBARRUETA-AS-2013, todas recepcionadas con fecha 11 de abril de 2013, fojas 24, 25, 26 y 27 respectivamente. A fin que la recurrente, convoque a junta obligatoria anual del ejercicio 2012, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 6 del estatuto y el artículo 114 de la Ley General de Sociedades[2], con los temas de agenda mínimos establecidos en dicho artículo. Sin embargo, a pesar de los reiterados requerimientos, la impugnante ha hecho caso omiso a la convocatoria requerida.

SÉTIMO. En ese sentido, es necesario analizar si la demandada al no convocar a junta general, a pesar de los reiterados requerimientos por parte de Luis Sierralta Piñeiro Representante legal Liquidador de Alta Sierra Asesores y Consultores SAC, ha infringido lo establecido en el artículo 6 del estatuto y si esto es causal para ordenar la exclusión de la recurrente como socia – gerente de la Empresa Inversiones Virgen del Carmen SRL.

OCTAVO. En principio, cabe señalar que el término infringir tiene un significado común, que refiere quebrantar leyes, órdenes, etcétera[3]; sin embargo, esta acepción en concordancia con lo establecido en la parte final del cuarto considerando de esta sentencia, debe ser entendida, como infracción por parte del gerente a fin de provocar en la empresa un perjuicio permanente, irreversible e irreparable, obstruyendo su normal funcionamiento y/o provocando su disolución.

NOVENO. No obstante, de una revisión sistemática del estatuto de la empresa, no se verifica que exista de manera taxativa el establecimiento de causal para proceder a la exclusión de socio, solamente, el artículo 9 nos remite a lo dispuesto en el artículo 293 de la Ley General de Sociedades, que como toda disposición emitida en una ley, su incumplimiento acarrearía un quebrantamiento de la ley.

DÉCIMO. Sin embargo, en esa misma línea de análisis, la misma Ley General de Sociedades otorga la posibilidad legal cuando el llamado por ley[4] no cumple con convocar a junta general en el tiempo y los plazos establecidos; regulación legal que está contemplada en el artículo 119 del mismo dispositivo legal, que establece: “Si la junta obligatoria anual o cualquier otra ordenada por el estatuto no se convoca dentro del plazo y para sus fines, o en ellas no se tratan los asuntos que corresponden, es convocada a pedido del titular de una sola acción suscrita con derecho a voto, ante el notario o el juez del domicilio social, mediante trámite o proceso no contencioso [...].

DÉCIMO PRIMERO. Conforme a lo expuesto, esta Sala Suprema Civil concluye que la demandada no ha infringido el estatuto de la Empresa Inversiones Virgen del Carmen SRL, por cuanto existía otra facultad legal con que contaba la accionante como es la convocatoria judicial, a fin de poder hacer valer su derecho conforme se establece el artículo 6 del estatuto; además, la omisión imputada a la impugnante de no convocar a dicha junta general a pesar de los constantes requerimientos, no es motivo razonable para ordenar su exclusión como socia. En ese sentido, corresponde declarar fundado el recurso de casación interpuesto por la demandada Emilia Rebeca Vicente Meza y en sede de instancia revocar la impugnada y confirmar la sentencia apelada, que declaró infundada la presente demanda.

V. DECISIÓN

Por tales consideraciones y de conformidad con lo regulado en el inciso 396 del Código Procesal Civil: 5.1. Declararon: FUNDADO el recurso de casación interpuesto por Emilia Rebeca Vicente Meza de fecha 27 de enero de 2016; en consecuencia, NULA la sentencia de vista contenida en la Resolución número cuatro del 20 de noviembre de 2015, expedida por Segunda Sala Civil con Subespecialidad Comercial de la Corte Superior de Justicia de Lima, a fojas 190. Actuando en sede de instancia: CONFIRMAR la sentencia de primera instancia contenida en la Resolución número siete del 30 de enero de 2015, obrante a fojas 143, que declaró INFUNDADA la demanda interpuesta por la Sucesión Intestada de David Barrueta Torres en Liquidación, debidamente representada por su entidad Liquidadora Alta Sierra Asesores y Consultores SAC. 5.2. DISPUSIERON: La publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano”, bajo responsabilidad; en los seguidos por la Sucesión Intestada de David Barrueta Torres en Liquidación, debidamente representada por su entidad Liquidadora Alta Sierra Asesores y Consultores SAC, sobre exclusión y separación de socio; y los devolvieron. Por licencia de la señora Jueza Suprema Tello Gilardi, integra esta Suprema Sala, el señor Juez Supremo De La Barra Barrera. Interviniendo como Ponente el señor Juez Supremo Sánchez Melgarejo.

SS. TÁVARA CÓRDOVA, DEL CARPIO RODRÍGUEZ, CALDERÓN PUERTAS, DE LA BARRA BARRERA, SÁNCHEZ MELGAREJO



[1] Cas. N° 818-2015 PUNO

[2] Artículo 114.- Junta Obligatoria Anual La junta general se reúne obligatoriamente cuando menos una vez al año dentro de los tres meses siguientes a la terminación del ejercicio económico. Tiene por objeto:

1. Pronunciarse sobre la gestión social y los resultados económicos del ejercicio anterior expresados en los estados financieros del ejercicio anterior.

2. Resolver sobre la aplicación de las utilidades, si las hubiere;

3. Elegir cuando corresponda a los miembros del directorio y fijar su retribución;

4. Designar o delegar en el directorio la designación de los auditores externos, cuando corresponda; y

5. Resolver sobre los demás asuntos que le sean propios conforme al estatuto y sobre cualquier otro consignado en la convocatoria.

[3] Diccionario de la Lengua Española- Real Academia de la Lengua Española- 21° edición 1992

[4] 4 Artículo 113.- Convocatoria a la Junta El directorio o en su caso la administración de la sociedad convoca a junta general cuando lo ordena la ley, lo establece el estatuto, […].  

Boletines anteriores

Publicidad