No se puede solicitar la cancelación de partida de nacimiento sin que antes se haya dispuesto su nulidad

Fuente: Reniec

CAS. N.º  552-2016 Cusco

Emitida el 27 de enero del 2017

(Publicada en El Peruano, 03/04/2018)

Juez ponente

Señora jueza suprema Romero Díaz

Decisión

Infundado

Normas aplicables

Artículo 29 Código Civil

Fundamento jurídico relevante

Analizando las normas por infracción normativa material denunciadas se advierte por todas que estas devienen en impertinentes al caso de autos habida cuenta que en principio la accionante ha solicitado de manera expresa la cancelación de una partida de nacimiento sin antes haber requerido judicialmente la nulidad del acto jurídico contenido en dicha partida de nacimiento, además, sin perjuicio de lo expuesto, según la regulación prevista en los incisos b) y c) del artículo 77 del Reglamento de Inscripción del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil - RENIEC, resulta ser el ente administrativo competente para dilucidar lo solicitado por la recurrente.  


 

CAS. N.º 552-2016

CUSCO

NULIDAD DE PARTIDA DE NACIMIENTO

SUMILLA. El derecho al debido proceso y la tutela jurisdiccional efectiva reconocidos en el inciso 3 del artículo 139 de la Constitución Política del Perú garantiza al justiciable, ante su pedido de tutela, el deber del órgano jurisdiccional el deber de observar el debido proceso y de impartir justicia dentro de los estándares mínimos que su naturaleza impone, así mientras que la tutela judicial efectiva supone tanto el derecho de acceso a los órganos de justicia como la eficacia de lo decidido en la sentencia, el derecho al debido proceso en cambio significa la observancia de los principios y reglas esenciales exigibles dentro del proceso.

Lima, veintisiete de enero de dos mil diecisiete.

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA: vista la causa número quinientos cincuenta y dos – dos mil dieciséis, llevada a cabo en la fecha; luego de verificada la votación con arreglo a ley, emite la siguiente sentencia:

I. RECURSO DE CASACIÓN

Se trata del recurso de casación interpuesto por Avelina Mavila León (fojas 70), contra el auto de vista contenido en la Resolución número siete de fecha tres de diciembre de dos mil quince (fojas 62), expedida por la Sala Mixta Penal Liquidadora y Sala Penal de Apelaciones de Canchis-Sicuani de la Corte Superior de Justicia del Cusco, la cual confirmó el auto apelado contenido en la Resolución número uno, de fecha diez de agosto de dos mil quince (fojas 20) que declaró improcedente la demanda.

II. FUNDAMENTOS DEL RECURSO

Esta Sala Suprema por Resolución de fecha catorce de abril de dos mil dieciséis (folios 23 del cuadernillo de casación) declaró procedente el recurso de casación por las siguientes causales: Infracción normativa procesal del inciso 3 del artículo 139 de la Constitución Política del Perú, artículo VII del Título Preliminar, artículos 122 y 197 del Código Procesal Civil e infracción normativa material de los artículos 1, 19, 21, 29, 896, 900, 901, 903, 905, 912, 913, 923 y 927 del Código Civil, alegando que el Ad quem argumenta que: “la cancelación de las partidas de nacimiento, se regula conforme a lo establecido por el Decreto Supremo número 015-98-PCM, norma inferior al Código Civil, de acuerdo a la jerarquía de las normas no sería aplicable para la pretensión demandada, toda vez que se trata de cancelar una partida de nacimiento de acuerdo con el artículo 29 del Código Civil” (sic). Agrega que deben aplicarse las normas denunciadas a fi n de evitar que una persona cuente con dos partidas de nacimiento, lo que contraviene el principio de unidad.

III. CONSIDERANDO

PRIMERO. Del examen de autos se advierte que Avelina Mavila León (fojas 14), interpone demanda de cancelación de Partida de Nacimiento número 72, folio 03, inscrita el ocho de febrero de mil novecientos cincuenta y dos ante la Municipalidad Provincial de Sicuani-Canchis, alegando que no habiendo su padre efectuado la inscripción de su nacimiento, un vecino de apellido “Mamani” efectuó la inscripción con su apellido como si fuera su hija con el apellido de su madre León, resultando con el nombre de Avelina Mamani León; que habiendo realizado el trámite judicial de inscripción supletoria de partida de nacimiento, logro finalmente inscribir el verdadero apellido de su padre “Mavila” en la Municipalidad Distrital de Santiago-Cusco en fecha seis de enero de mil novecientos ochenta y seis, por lo que existiendo dos partidas de nacimiento, la primera con apellido paterno erróneo y la segunda con el apellido correcto, debe procederse a cancelar la partida de nacimiento inscrita en fecha ocho de febrero de mil novecientos cincuenta y dos.

SEGUNDO.- El Juez del Primer Juzgado Mixto - Sede Sicuani de la Corte Superior de Justicia de Cusco, mediante auto contenido en la Resolución número uno, de fecha diez de agosto de dos mil quince, declaró improcedente la demanda de Cancelación de Partida de Nacimiento por cuanto no resulta jurídicamente posible realizar la cancelación de la partida de nacimiento solicitada en tanto que el acto jurídico que le dio origen subsiste por lo que no resulta procedente realizar la cancelación de la inscripción en tanto el acto jurídico subsista y no haya sido declarado judicialmente nulo, por lo que la demanda incoada deviene en improcedente por cuanto el petitorio es jurídicamente imposible.

TERCERO. Apelada la resolución de primera instancia, la Sala Mixta Penal Liquidadora y Sala Penal de Apelaciones de Canchis - Sicuani de la Corte Superior de Justicia de Cusco, mediante la Resolución número siete, de fecha tres de diciembre de dos mil quince, confirmó la recurrida, al establecer que el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil - RENIEC- resulta ser el órgano administrativo competente y encargado de los registros de partidas de nacimiento, entre otros, para conocer y resolver sobre la cancelación de partidas, en aplicación al literales b) y c) del artículo 77 del Decreto Supremo número 015-98-PCM del Reglamento de Inscripción del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil - RENIEC, por lo que el órgano jurisdiccional no resulta competente para conocer y resolver sobre la cancelación de la partida solicitada.

CUARTO. La recurrente refiere en concreto que el Reglamento de Inscripción del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil - RENIEC no resulta de aplicación al presente caso, habida cuenta que es una norma legal de rango inferior al Código Civil; además, que la cancelación de una partida de nacimiento se encuentra regulada en el artículo 29 de la citada norma material.

QUINTO. Antes de absolver las causales por infracción normativa denunciadas debe quedar claramente establecido que el petitorio de la demanda consiste en la cancelación de la partida de nacimiento inscrita el ocho de febrero de mil novecientos cincuenta y dos ante la Municipalidad Provincial de Sicuani por cuanto según la recurrente el apellido paterno que allí aparece no le corresponde al no ser su verdadero apellido, habiendo para tal efecto incoado judicialmente la inscripción supletoria de inscripción de partida de nacimiento por el que se ordena finalmente consignar su nombre verdadero.

SEXTO. Analizando las normas por infracción normativa material denunciadas se advierte por todas que estas devienen en impertinentes al caso de autos habida cuenta que en principio la accionante ha solicitado de manera expresa la cancelación de una partida de nacimiento sin antes haber requerido judicialmente la nulidad del acto jurídico contenido en dicha partida de nacimiento, además, sin perjuicio de lo expuesto, según la regulación prevista en los incisos b) y c) del artículo 77 del Reglamento de Inscripción del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil - RENIEC, resulta ser el ente administrativo competente para dilucidar lo solicitado por la recurrente.

SÉTIMO. Por lo demás, en cuanto a la infracción normativa procesal denunciada, no se advierte contravención de las normas que garantizan el derecho al Debido Proceso y la Tutela Jurisdiccional Efectiva en tanto que las instancias de mérito han resuelto la controversia en mérito a lo actuado y al derecho al haber aplicado la norma legal al caso concreto; por cuyas razones las causales denunciadas deben desestimarse por improbadas.

IV. DECISIÓN

Por tales consideraciones y en aplicación de lo dispuesto en artículo 397 del Código Procesal Civil; declararon: INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Avelina Mavila León (fojas 70); en consecuencia NO CASARON el auto de vista contenido en la Resolución número siete de fecha tres de diciembre de dos mil quince (fojas 62), expedida por la Sala Mixta Penal Liquidadora y Sala Penal de Apelaciones de Canchis-Sicuani de la Corte Superior de Justicia del Cusco; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano”, bajo responsabilidad, en los seguidos por Avelina Mavila León contra la Oficina de Estado Civil de la Municipalidad Distrital de Sicuani - Canchis, sobre Nulidad de Partida de Nacimiento; y los devolvieron. Ponente Señor Romero Díaz, Juez Supremo.

S.S. MENDOZA RAMÍREZ, ROMERO DÍAZ, MIRANDA MOLINA, DE LA BARRA BARRERA.

EL VOTO EN MINORIA DE LA SEÑORA JUEZA SUPREMA CABELLO MATAMALA ES COMO SIGUE

PRIMERO. Vista en audiencia pública de la presente fecha la causa número quinientos cincuenta y dos - dos mil dieciséis; y producida la votación conforme a ley procede a emitir la presente sentencia.

SEGUNDO. Se trata del recurso del recurso de casación interpuesto por Avelina Mávila León contra el auto de vista emitido por la Sala Mixta Penal Liquidadora y Sala Penal de Apelaciones de Canchis - Sicuani de la Corte Superior de Justicia de Cusco que confirma la resolución apelada que declara improcedente la solicitud de cancelación de partida de nacimiento.

TERCERO. Esta Sala Suprema Civil Transitoria mediante resolución de fecha catorce de abril de dos mil dieciséis, declaró procedente el recurso de casación por la infracción Normativa de los Artículos 1, 19, 21, 29, 896, 900, 901, 903, 90, 912, 913, 923 y 927 del Código Civil, 139 inciso 3) de la Constitución Política del Perú, VII del Título Preliminar, 122 y 197 del Código Procesal Civil, alega que el Juez argumenta que la cancelación de las partidas de nacimiento, se regula conforme a lo previsto por el Decreto Supremo número 015-98-PCM, norma inferior al Código Civil el cual de acuerdo a la jerarquía de normas no sería aplicable al caso de autos, toda vez que se trata de cancelar una partida de nacimiento de acuerdo al Artículo 29 del Código Civil, debiendo aplicarse las normas denunciadas a fi n de evitar que una persona cuente con dos partidas de nacimiento, por cuanto contraviene el principio de unidad.

CUARTO. Habiéndose declarado mediante resolución de fecha catorce de abril de dos mil dieciséis, procedente el recurso de casación, por la infracción normativa procesal del Artículo 139 inciso 3) de la Constitución Política del Perú, la suscrita considera también pertinente que el análisis de la resolución de vista, se efectué también bajo los supuestos regulados por el inciso 5) del precepto legal acotado, ello con la finalidad de verificar si el razonamiento adoptado se encuentra acorde al debido proceso, como lo dispuesto por el artículo 50 inciso 6) del Código Procesal Civil, concordante con el artículo 12 del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial que estatuyen que los magistrados tienen la obligación de fundamentar los autos y las sentencias bajo sanción de nulidad respetando los principios de jerarquía de las normas y el de congruencia.

QUINTO. En ese sentido, el debido proceso, viene a ser aquel derecho que le asiste a toda persona por el sólo hecho de serlo, facultándola a exigir del Estado un juzgamiento imparcial ante un juez competente. Constituyendo por tanto la motivación de las resoluciones judiciales una garantía constitucional que asegura la publicidad de las razones que los jueces tuvieron en cuenta para pronunciar sus sentencias, resguardando a los particulares y a la colectividad de las decisiones arbitrarias, no pudiendo ampararse en imprecisiones subjetivas, ni decidir causas a capricho.

SEXTO. Debe señalarse que el Derecho a la Identidad, viene a ser un derecho fundamental de características complejas, en la medida que como garantía constitucional, despliega su efi cacia en diversos ámbitos que inciden en la protección de un amplia gama de derechos constitucionales, repercutiendo en una serie de aspectos legales, regulados tradicionalmente en el Código Civil, como la inscripción del nombre, documento nacional de identidad, partidas o registros, dándoles una nueva configuración. Asimismo, debe observarse que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en el caso Gelman vs Uruguay, expedida en la sentencia de fecha veinticuatro de febrero de dos mil diez, sobre dicho aspecto ha establecido que: el derecho a la identidad, puede ser conceptualizado en general como el conjunto de atributos y características que permiten la individualización de la persona en sociedad y; en tal sentido, comprende varios otros derechos, según el sujeto de derechos de que se trate y las circunstancias del caso. Respecto de los niños y niñas, el derecho a la identidad, al nombre y a las relaciones de familia[1].

SÉTIMO. De esta forma, el derecho a la identidad cumple con una función primordial dentro de la vida de la persona. Cabe precisar, que dentro del campo del derecho de familia, la identidad es un problema que afrontan los niños en relación a su filiación principalmente paternal[2]. El Código de los Niños y Adolescentes, en su Artículo 6, garantiza a todos los niños y adolescentes el derecho a la identidad, incluyendo dentro de éste el derecho a un nombre, nacionalidad, y a conocer a sus padres si ello fuere posible.

OCTAVO. De otro lado, hay que señalar que el Derecho a la Tutela de la Identidad Personal, tratándose de cualquier derecho de la persona; y, por ende de la identidad personal, es la que reviste de carácter preventivo. Los medios de tutela empleados para salvaguardar la identidad personal, son los que comúnmente se utilizan para la protección de los demás derechos o intereses de las personas. La finalidad que debe alcanzarse es la de prevenir o hacer cesar el agravio y en su caso a la víctima del acto lesivo, todas las satisfacciones posibles. En este último orden de ideas el juez debe analizar las circunstancias del caso y escoger el medio o medios de tutela más adecuados para reparar el daño causado. Es decir, debe decidir casuísticamente, por el instrumento que resulte idóneo para eliminar o contrarrestar las consecuencias del acto dañino. Entre tales medios debe considerarse, si el caso lo amerita, la reparación en dinero[3].

NOVENO. Siendo así, y atendiendo a lo regulado por el Artículo 1[4] del Código Civil, la Ley número 26497 que regula la Ley Orgánica del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil - RENIEC, en su Artículo 57 concordante con el Artículo 77 inciso 1) del Decreto Supremo número 015-98-PCM, prevén que las inscripciones se cancelan cuando se ordene mediante resolución judicial firme o cuando la justificación de la cancelación resulte clara y manifiestamente de los documentos que se presenten al solicitarla.

DÉCIMO. Esta Corte Suprema en causas similares como es el caso de las Casaciones números 5664-2011 y 1202- 2015 de fechas cinco de octubre de dos mil doce y trece de abril de dos mil dieciséis, respectivamente se avocó al conocimiento de la misma declarando fundado el recurso de casación, nula la sentencia recurrida e insubsistente la resolución impugnada ordenando el reenvió de los autos al juzgado de origen a fin de que emita pronunciamiento, por lo que nada obsta para que el conocimiento de la presente causa no pueda ser atendía en la vía civil como se ha venido efectuando.

DÉCIMO PRIMERO. Atendiendo a la denuncia invocada, y efectuada la revisión y análisis de la resolución recurrida, la suscrita colige que la decisión adoptada se encuentra incursa en causal de nulidad. Si bien, la Sala Superior al confirmar el auto impugnado desestima la pretensión incoada, también lo es que inobserva que el razonamiento adoptado por el A quo, contiene una motivación deficiente. Es decir, efectuando una incorrecta interpretación del Artículo 57 de la Ley número 26497 que regula la Ley Orgánica del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil - RENIEC, concordante con el Artículo 77 inciso 1) del Decreto Supremo número 015-98-PCM determinó que la solicitud efectuada por la parte actora debía realizarse en sede administrativa, sin tener en cuenta que conforme a lo regulado por el acotado precepto legal, las inscripciones, en el caso materia de autos la partida de nacimiento número setenta y dos, folios nueve mil quinientos setenta, emitida por la Oficina de Estado Civil de la Municipalidad Distrital de Sicuani - Canchis, Departamento del Cusco, sólo es viable cuando se disponga en sede judicial; y atendiendo a que tal situación ha sido peticionada mediante escrito de demanda corriente a fojas catorce, su denegación, no sólo afecta el derecho a la tutela jurisdiccional efectiva de la actora sino también su derecho a obtener una identidad, por lo que debe declararse fundado el recurso de casación, nula la resolución recurrida e insubsistente la apelada, disponiendo que el juez de la causa proceda nuevamente a calificar la demanda bajo los alcances acotados en la presente resolución. Fundamentos por los cuales y en aplicación de las disposiciones previstas por el Artículo 396 inciso 3) del Código Procesal Civil, MI VOTO es porque se declare: FUNDADO el recurso de casación interpuesto por Avelina Mávila León; CASARON el Auto de Vista emitido por la Sala Mixta Penal Liquidadora y Sala Penal de Apelaciones de Canchis - Sicuani de la Corte Superior de Justicia de Cusco que confirma la resolución apelada; en consecuencia NULO el mismo e INSUBSISTENTE la apelada que declara improcedente la solicitud de cancelación de partida de nacimiento; SE ORDENE que el Juez de la causa proceda a calificar nuevamente la demanda, teniendo en cuenta las disposiciones previstas en la presente resolución; SE DISPONGA la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano” bajo responsabilidad; en los seguidos por Avelina Mávila León con la Oficina de Estado Civil de la Municipalidad Distrital de Sicuani - Canchis del Departamento del Cusco sobre Nulidad de Partida de Nacimiento; y se devuelvan.

S. CABELLO MATAMALA.  

 



[1] Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso Gelman vs Uruguay Resumen Ofi cial de la sentencia de fecha 24 de febrero de 2010.

[2] Hawie, Lora Illian Milagros. Manual de Jurisprudencia de Derecho de Familia. Derecho a la Identidad. Pág. 78-79 Gaceta Jurídica primera Edición - Abril 2015.

[3] Fernández Sessarego, Carlos. Derecho a la Identidad Personal. Tutela de la Identidad Personal pág 249-274.

[4] Artículo 1 del Código Civil, la persona humana es sujeto de derecho desde su nacimiento. La vida humana comienza desde la concepción. El concebido es sujeto de derecho para todo cuanto le favorece. La atribución de derechos patrimoniales está condicionada a que nazca vivo. 

Boletines anteriores

Publicidad