Corte Suprema: Proceso sobre violencia familiar no concluye por inasistencia de las partes a la audiencia única


Ante el silencio del Código de los Niños y Adolescentes sobre el efecto que produce la inasistencia de las partes a la audiencia única en un proceso de Violencia Familiar, no procede la aplicación del art. 203 del Código Procesal Civil, es decir, la conclusión del proceso. Esto es así en razón de su carácter tuitivo.

 

Así resuelve la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema, en la sentencia recaída en la Casación N.° 28-2014-Ica (El Peruano, 01 de junio de 2015), proceso incoado por el Ministerio Público, que interpone demanda de violencia familiar en la modalidad de maltratos físicos contra un sujeto en agravio de su cónyuge.

 

El demandado es declarado rebelde y el Ministerio Público no asiste a la Audiencia Única, por lo que, al no existir concurrencia de las partes, el A quo decide concluir el proceso sin declarar sobre el fondo. Dicho auto es confirmado por la instancia superior, que interpreta el artículo VII del Título Preliminar del Código de los Niños y Adolescentes, alegando que, supletoriamente, se aplica al caso la consecuencia jurídica contemplada en el artículo 203 del Código Procesal Civil. Asimismo, resalta que el Ministerio Público incumplió su deber estipulado en el artículo 109 numeral 5 del Código Procesal Civil.

 

En desacuerdo con ambas instancias, la Suprema indica que, si el abandono en un proceso por violencia familiar no procede –de conformidad con el artículo 20 del T.U.O de la Ley de Protección frente a la Violencia Familiar-, a fortiori no será posible la conclusión del proceso por inasistencia de las partes a la única audiencia. En este sentido, encuentra que se vulneró la función tuitiva de los procesos sobre violencia familiar, razón por la cual declara FUNDADO el recurso del Ministerio Público y. en consecuencia, NULO el proceso.

.

Boletines anteriores

Publicidad