No es oponible la cesión de créditos inscrita al deudor cedido cuando no fue notificada a su dirección conforme el art. 1215 del CC

Así lo dispuso la Sala Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema, mediante sentencia recaída en Casación N.o 2252-2012-Lambayeque (El Peruano, 30 de julio de 2015), en el marco de un proceso de ejecución de garantías, iniciado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), como cesionario de los derechos de Banco Latino contra un deudor de dicho banco y su fiadora solidaria.

La demandante pidió que los demandados cumplan con pagar la suma adeudada al banco y, ante la inercia de los mismos, se ejecuten las hipotecas recaídas sobre dos inmuebles de propiedad del demandado. En la contradicción, se adujo la nulidad formal del título y la inexigibilidad y extinción de la obligación, entre otros, porque el MEF nunca le notificó la cesión fehacientemente, según prescribe el art. 1215 CC; en el mismo sentido se manifestó la fiadora solidaria.

El a quo declaró infundadas las contradicciones formuladas y fundada la demanda de ejecución de garantías, ordenándose sacar a remate uno de los bienes dado en garantía hipotecaria, en tanto que, si bien no existió medio probatorio que acredite la comunicación (según el art. 1215 CC), la cesión fue inscrita en el asiento de la ficha del inmueble y por tanto se presumió iuris et de iure que el demandado la conocía conforme el art. 2012 CC. A diferencia del ad quem, que confirmó la resolución apelada en el extremo que declaró infundada la contradicción formulada por la causal de nulidad formal y la revocó en el extremo que declaró infundada la contradicción por la causal de inexigibilidad y extinción de la obligación, y reformándola declaró fundada la demanda toda vez que, la comunicación a la que hace referencia es el art. 1215 CC y no puede ser suplida por los efectos del art. 2012, en tanto la inscripción en registro es oponible a terceros, y no está dirigido al sujeto de una obligación determinada (deudor cedido).

A su turno, la Suprema declaró infundado el recurso de casación considerando lo siguiente: (i) la comunicación del art. 1215 CC constituye la forma de poner en conocimiento del deudor cedido el acto de cesión, determinando su plena eficacia respecto de aquél, (ii) dicha comunicación no está sometida a forma, no es un negocio jurídico, sino una declaración recepticia semejante a la negocial, siendo aplicables por analogía los arts. 1373 y 1374 CC, que señalan que la comunicación se perfecciona cuando es conocida por el destinatario, es decir, en el momento en que llega a su dirección; (iii) esta comunicación debe ser “fehaciente”, es decir, debe contener una prueba razonable de la existencia del acto de cesión y conferir certeza al cedido sobre el legitimado a recibir el pago; y (iv) en ese orden de ideas, la cesión efectuada por el Banco Latino a favor del MEF no tiene efectos jurídicos sobre el cedido por cuanto no se cumplió con la comunicación fehaciente ni fue aceptada por el deudor.

Boletines anteriores

Publicidad