No se requiere forma escrita para acreditar la transacción extrajudicial

Este criterio es asumido por la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema, mediante sentencia recaída en Casación 2619-2014-Ica (El Peruano, 30/09/15), en el marco de un proceso de indemnización por daños y perjuicios. Los demandantes piden que el BBVA Banco Continental (en adelante, el Banco) les indemnice los daños causados por el remate de un bien hipotecado a su favor, habiendo celebrado una transacción extrajudicial. La demandada contesta la demanda señalando que cumplió con la obligación de solicitar la suspensión del proceso y que sin embargo, el juzgado prosiguió el remate y por tanto, no era su responsabilidad.

 

El a quo declaró infundada la demanda tras considerar, entre otras ideas, que no hubo en el proceso ningún documento de transacción extrajudicial que acreditase cuál fue el acuerdo incumplido; por tanto, no cabía alegar el incumplimiento de una obligación y en consecuencia, la existencia de daños. Asimismo, el a quo advierte que ninguna de las partes hizo algo para poner en conocimiento del juez en forma oportuna el pedido de suspensión del remate del bien. El ad quem confirmó la apelada, tras señalar que, dado que no se acreditó un acuerdo entre las partes, en el cual se haya pactado que el Banco debía suspender el remate o debía concurrir a la diligencia del remate, sin verificarse uno de los presupuestos para configurar la responsabilidad civil (incumplimiento de un deber).

 

Al respecto, la Suprema señala que “se denota expresamente la existencia de un acuerdo verbal entre las partes (…) [y como] se ha obviado la valoración de esta prueba, (…) se advierte una vulneración al debido proceso”. Por ello, declara fundado el recurso de casación, nula la sentencia de vista e insubsistente la sentencia apelada.

Boletines anteriores

Publicidad