Debe determinarse la construcción sobre área común para ordenarse su destrucción

En ese sentido se pronunció la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema, mediante sentencia recaída en Casación N.o 1004-2014-Lima (El Peruano, 01/02/16), en el marco de un proceso de obligación de hacer.

 

Los demandantes pidieron que los demandados procedan a destruir las construcciones ilegales que han edificado sobre los aires de una propiedad común de la cual son copropietarios. En su contestación, los demandados alegaron que la propiedad de su inmueble les fue transferido con las obras iniciadas y que ellos, en el ejercicio de su derecho, solo las terminaron de construir.

 

El a quo declaró fundada la demanda, ordenando la destrucción de la construcción edificada sobre los aires del pasaje común, considerando, principalmente, que en la escritura pública de independización y reglamento interno de propiedad horizontal no consta que se le haga la entrega a la parte demandada de los aires del pasaje común, así como tampoco se advertía que la propiedad del inmueble que ellos adquirieron se pudiera extender a los aires. Esta sentencia fue apelada, y reformándola, fue declarada improcedente por el ad quem. En sede casatoria, se declaró fundado el recurso de casación y, en consecuencia, nula la sentencia de vista, ordenando que se emita nueva resolución, tras considerar lo siguiente:

 

“[S]i un copropietario se ve afectado por el uso indebido del bien común por parte de otro copropietario, puede pedir que éste retire la causa que originó el perjuicio, lo cual se puede traducir, de ser el caso, en la destrucción de lo indebidamente construido en el área de uso común. Sétimo.- Corresponde a la Sala Revisora, previa valoración de los medios probatorios determinar si los codemandados han actuado o no con estricta sujeción a las normas anteriormente glosadas, cuya interpretación ha efectuado este Colegiado, al haber realizado las construcciones que se le imputan y, por consiguiente, sí estas deben o no ser destruidas”.

 

Emitida la nueva resolución en primera instancia, esta es apelada. El ad quem la revoca y, reformándola, la declara improcedente, tras considerar, entre otros, lo siguiente:

 

“Que la pretensión postulada se sustenta en la condición de copropietarios de los demandantes y consiste en que los demandados cumplan con la obligación de destruir las edificaciones que realizaron sobre los aires del pasaje común de cincuenta y uno punto treinta y siete metros cuadrados (51.37m2) […] el petitum de la demanda denota que el reclamo de los demandantes en el fondo radica en el reconocimiento de su derecho de copropiedad sobre los aires del referido pasaje común de uso exclusivo de los demandados, quienes han realizado edificaciones en el mismo”. [Subrayado agregado].


La Suprema declaró fundado el recurso de casación, y en consecuencia, nula la sentencia de vista, ordenando que la Superior emita nuevo fallo, tras considerar, entre otros, lo siguiente:


“Que revisada la motivación que sustenta el fallo de vista que revoca la sentencia de primera instancia que declara fundada la demanda, se advierte la ausencia de fundamentos jurídicos idóneos para la solución adecuada del presente caso, toda vez que la Sala Superior sustenta principalmente la impugnada en que el reclamo de los demandantes en el fondo radica en el reconocimiento de su derecho de copropiedad sobre los aires del pasaje común de uso exclusivo de los demandados, quienes han realizado edificaciones en el mismo; además se advierte que la instancia de mérito no ha tenido en cuenta lo señalado en el sétimo considerando de la Ejecutoria Suprema expedida por este Supremo Tribunal de que: “Corresponde a la Sala de mérito previa valoración de los medios probatorios determinar si los codemandados han actuado o no con sujeción a lo dispuesto por el artículo 40 de la Ley número 27157 y el artículo 974 del Código Civil, cuya interpretación ha efectuado este Colegiado, al haber realizado las construcciones que se le imputan y por tanto si estas deben o no ser destruidas”; en consecuencia, se concluye que la sentencia de vista no se encuentra debidamente motivada incurriéndose en infracción del inciso 5 del artículo 139 de la Constitución Política del Perú, artículo 12 del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial y el inciso 3 del artículo 122 del Código Procesal Civil […]”. [Subrayado agregado].

Boletines anteriores

Publicidad