En el mejor derecho de propiedad no es aplicable la regla de concurrencia de acreedores si los títulos en disputa no proviene del mismo deudor

Fuente: agnitio.com

En ese sentido se ha pronunciado la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema mediante Casación N.º 321-2015 Cusco, publicada el 30 de setiembre del 2016, en el diario oficial El Peruano, en el marco de un proceso de mejor derecho de propiedad.

El caso es el siguiente: una asociación de propietarios pretende se declare a su favor el mejor derecho de propiedad y posesión de la totalidad de los terrenos ubicados dentro del área de extensión de  145,024.07m2, mientras que el arzobispado pretende solo que se declare, a favor de él, mejor derecho de propiedad sobre los lotes  E-30 y K-1.

La asociación de propietarios, el 9 de diciembre del 2000 cede a la Iglesia los terrenos ubicados en la calle San Bartolomé. El 15 de noviembre del 2001 se creó la calle de San Bartolomé para ello la Iglesia había cedido parte de su terreno. El 24 de octubre del 2003, la Asociación demandante solicitó al Arzobispado la transferencia en calidad de compraventa de terreno de la “Economía” que se encuentra dentro de la asociación ya que los mismos serán para fines sociales. El 9 de mayo del 2008, el Presidente de la Asociación indicó al Arzobispado que por necesidad y utilidad pública se ha trazado una de las calles en el terreno que usufructúa la iglesia con el fin de que con dichos terrenos sean compensados los socios de condición humilde que han sido perjudicados y afectados con la habilitación urbana por lo que se acordó reubicarlos en el terreno.

El a quo declaró improcedente tanto la demanda como la reconvención. Al ser impugnada, el ad quem  revoca la sentencia apelada en la parte que declara improcedente la demanda de declaración de derecho de Mejor Derecho de Propiedad interpuesta por la referida asociación y reformándola la declara fundada la demanda de reconvención interpuesta por el Arzobispado, al considerar que existe colisión de títulos entre la partes respecto de los dos lotes que se encuentran dentro de la Asociación Lote E-30 y Lote K-1, que no se solucionará con el deslinde desde el momento que la asociación reclama la propiedad de toda el área y la demandada solo sobre los lotes acotados, por lo tanto no se configura el primer presupuesto consagrado en el artículo 1135 del Código Civil, puesto que, los títulos de dominio que no provienen de un mismo deudor, razón por la cual se entiende  que la colisión más bien versa sobre la sentencia de formación de título supletorio y la habilitación urbana aprobada por la Municipalidad Distrital de San Jerónimo a favor de la actora; y la demandante por titulación administrativa la cual se expidió previa información que dio el Presidente de la Asociación sobre el derecho de propiedad de la demandada; y que más bien en el presente proceso está actuando contra sus propios actos consecuentemente no es legal que se prefiera una propiedad exclusiva de los demandantes sobre la totalidad del área. Entonces, pareciera que el mejor derecho de propiedad le asiste a la demandada, esto  no es así por lo anteriormente argumentado, ya que no es un acreedor entre varios sino un propietario con distinto título reconocido por su contraparte y sobre la posesión del área de 1,400 m2. Se ha probado también, que existe un proceso penal entre las partes por el delito de usurpación, en el cual se sostuvo que el arzobispado de Lima es propietario de los lotes E-30 y K-1.

Recurrida la sentencia, la  Sala Suprema declara fundado el recurso bajo el siguiente fundamento:

"[…] es del caso anotar que la denuncia procesal invocada no resulta amparable pues analizada la sentencia recurrida no se evidencia vicio alguno que amerite declarar su nulidad pues del tenor del petitorio expuesto en la demanda así como de los aspectos fijados como puntos controvertidos en el Acta obrante a fojas cuatrocientos cincuenta y cinco la Sala de mérito desestima la demanda al haber quedado debidamente demostrado que no es legal que se prefiera una propiedad exclusiva de los demandantes sobre la totalidad del área por cuanto ha quedado demostrado que si bien cada una de las partes cuenta con títulos de dominio que no provienen de un mismo deudor sin embargo pues la colisión versa la formación de títulos supletorios así como por la habilitación urbana aprobada por la Municipalidad Distrital de San Jerónimo a favor de la actora y de la parte demandante por titulación administrativa la cual se expidió previa información que dio el Presidente de la Asociación sobre el derecho de propiedad de la demandada, por lo que mal hace la parte recurrente en sostener que la sentencia recurrida resulta incongruente al desestimar la demanda.

[…]".

Fuente:
Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema, (ponente: sra. Jueza Suprema Valcarcel Saldaña), Casación N.° 321-2015 Cusco, Lima: 11 de noviembre del 2015 (publicado el 30 de setiembre del 2016). 

Boletines anteriores

Publicidad