Es necesario la buena fe para constituirse en tercero registral y ampararse en el principio de fe público registral

Se trata de la Casación N° 3739-2013-Amazonas (El Peruano, 30/09/2014), en la cual la demandante, alegando ser heredera por sucesión intestada (inscrito, de mala fe, en la partida registral del bien), pretende se la declare el mejor derecho de propiedad respecto de un inmueble dado en cesión en pago (no inscrito en registros públicos) a favor de la demandada. 

Para nuestra Corte Suprema, aún cuando la sucesión intestada se encuentra inscrita, ello no significa que las normas registrales (principio de legitimación, tracto sucesivo, prioridad y oponibilidad de derechos reales inscritos) favorezcan a la recurrente, dado que la idea que anima el Código Civil no es proteger la inscripción registral por sí misma, sino sólo cuando a ella se le une la buena fe de quien adquiere, tal como lo demuestran los artículos 194, 197 o 1135 del Código Civil que protegen las adquisiciones en las que conjuntamente aparezcan tales características.

Boletines anteriores

Publicidad