No se afecta desalojo en favor del demandante así se hayan efectuado construcciones antes que obtenga su título de propiedad

CAS. N.º 2116-2015 Lambayeque

Emitida el 29 de abril del 2016

(Publicada en El Peruano, 02-10-17)

Juez ponente

Señor juez supremo Mendoza Ramírez

Normas aplicables

Fundado

Normas aplicables

Artículo 911 del Código Civil

Fundamento jurídico relevante

[…] Ha quedado acreditado en autos que existen construcciones sobre el predio materia de desalojo que datan de fecha antigua, esto es, antes de que el demandante sea propietario del bien con título otorgado por el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal – COFOPRI, en fecha dieciséis de diciembre de dos mil nueve; este solo hecho no sirve para declarar infundada la presente demanda de desalojo, a tenor de lo señalado en el considerando precedente; por lo que la Sala Superior deberá emitir nueva sentencia teniendo en cuenta el Cuarto Pleno Casatorio Civil […].

 

CAS. N.º 2116-2015

LAMBAYEQUE

DESALOJO POR OCUPACIÓN PRECARIA

SUMILLA. “La Sala Superior deberá emitir nueva sentencia de vista teniendo en cuenta el criterio adoptado por la Corte Suprema en el Cuarto Ple Casatorio Civil, para efectos de evaluar las demandas de Desalojo por Ocupación Precaria en las que se alega la existencia de edificaciones sobre el predio materia de desalojo”.

Lima, veintinueve de abril de dos mil dieciséis.

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA: Vista la causa número dos mil ciento dieciséis – dos mil quince; y producida la votación con arreglo a Ley, emite la siguiente sentencia:

I. ASUNTO

Se trata del recurso de casación interpuesto por José Camilo Rivera Berrios a fojas trescientos veinte, contra la sentencia de vista de fojas doscientos ochenta y cinco, de fecha tres de diciembre de dos mil catorce, emitida por la Sala Descentralizada Mixta, de Apelaciones y Penal Liquidadora de Jaén de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, que revocó la sentencia apelada de fojas ciento ochenta y tres, de fecha siete de diciembre de dos mil once que declaró fundada la demanda y reformándola la declaró infundada; en los seguidos por José Camilo Rivera Berrios contra Carlos Eduardo Berrios Pérez, sobre Desalojo por Ocupación Precaria y otro.

II. ANTECEDENTES

IV.1. Con fecha quince de noviembre de dos mil diez, José Camilo Rivera Berrios interpuso demanda de Desalojo por Ocupación Precaria mediante escrito obrante a fojas nueve, solicitando que el demandado Carlos Eduardo Berrios Pérez desaloje la casa habitación de su propiedad ubicada en el jirón Lima número 530, 536 y 542 del Lote 03 de la Manzana 93 del distrito y provincia de Cutervo, departamento de Cajamarca y, accesoriamente el pago de una indemnización de veinte mil soles (S/20,000.00), argumentando que: I) Ostenta la calidad de propietario del inmueble sub judice al haberse adquirido mediante Título de Propiedad de fecha dieciséis de diciembre de dos mil nueve, expedido por el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal - COFOPRI; y II) Que el demandado ingresó violentamente al inmueble el seis de noviembre de dos mil diez, pese a que carece de título que justifique su posesión. IV.2. Mediante escrito de fecha veinte de diciembre de dos mil diez, obrante a fojas cincuenta y cuatro, Carlos Eduardo Berrios Pérez contestó la demanda negándola en todos sus extremos, argumentando que: I) Es legítimo posesionario del inmueble sub litis, por cuanto el propietario del inmueble fue don Aurelio Berrios Montenegro fallecido el veintiséis de abril de mil novecientos cincuenta y seis, y a su muerte heredó el bien Bercelia Barríos Montenegro, madre adoptiva de su padre Ramiro Berrios Montenegro, es decir tiene la calidad de heredero forzoso del referido inmueble; II) No se puede ordenar la desocupación prescindiendo de lo construido; III) En el proceso de Prescripción Adquisitiva de Dominio que inició el demandante el veintitrés de abril de dos mil nueve, consignó como domicilio real el ubicado en el jirón Comercio número 465, Cutervo, y señaló que el demandado estaba ocupando el inmueble del jirón Comercio; y IV) El título del Organismo de Formalización de la Propiedad Informal – COFOPRI, es nulo. IV.3. Mediante Resolución número diez, de fecha siete de diciembre de dos mil once, obrante a fojas ciento ochenta y tres, el Segundo Juzgado Mixto de Cutervo de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, declaró fundada la demanda, en consecuencia ordenó que el demandado desocupe el inmueble sub litis, bajo los siguientes argumentos: I) Conforme al título de propiedad expedido por el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal - COFOPRI, el cual se encuentra inscrito, se ha logrado acreditar el título del demandante; sin embargo, cuando se le solicitó al demandado la exhibición de los documentos que acreditarían su derecho, manifestó que no tiene documentos escritos por cuanto el bien es de su padre, aceptó también que ingresó sin permiso y cambió la chapa, por tanto no cuenta con título que le dé derecho a seguir poseyendo el bien; II) El título de propiedad otorgado a favor del demandante ha sido expedido con fecha dieciséis de diciembre de dos mil nueve, es decir, cuando el inmueble tenía edificación, por tanto también es parte integrante del mismo, pues al momento de la inspección judicial se determinó que se trata de una construcción antigua, por otro lado el demandado no ha demostrado que haya realizado construcción o mejoras en el mismo; y III) La alegación de que se ha obtenido el derecho en forma fraudulenta debe ser descartado, pudiéndolo hacer valer en otra vía, además según el Decreto Supremo número 009-99-MTC la impugnación del derecho de propiedad de los títulos expedidos por el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal - COFOPRI, deben hacerse vía contencioso administrativa. IV.4. Mediante resolución de vista de fecha tres de diciembre de dos mil catorce, fojas doscientos ochenta y cinco, la Sala Descentralizada Mixta, de Apelaciones y Penal Liquidadora de Jaén de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, revocó la sentencia apelada y, reformándola declaró infundada la demanda, tras considerar que se ha determinado que el bien materia de litis no se trata solamente de un terreno sino que sobre él se ha levantado una construcción de tres plantas, la cual es antigua conforme se ha dejado constancia en la inspección judicial, lo que demuestra que la construcción siempre ha formado parte del lote, es decir, ni el demandante ni el demandado la han levantado por haber sido construida por sus estirpes; siendo ello así, se puede asumir que tanto el demandante como el demandado tienen derechos sucesorios respecto a la edificación; por lo que ello desvirtuaría la calidad de precario que se le imputa al demandado.

III. CAUSALES Y FUNDAMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Mediante escrito de fecha veintitrés de abril de dos mil quince, obrante a fojas trescientos veinte, el demandante José Camilo Rivera Berrios, interpuso recurso de casación contra la resolución de vista, siendo declarado procedente por este Supremo Tribunal mediante la resolución de fecha tres de setiembre de dos mil quince, por las siguientes causales: III.1. Infracción normativa procesal por inaplicación del artículo VII del Título Preliminar del Código Procesal Civil (Principio de iura novit curia), aduciendo que al tratarse el inmueble sub judice de un predio urbano adquirido por prescripción, titulado por el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal - COFOPRI en convenio con la Municipalidad Provincial de Cutervo, debe entenderse que la transmisión de la propiedad abarca su totalidad, es decir, tanto del lote como de la construcción existente; por lo que en atención al Principio de Suplencia de Oficio no ha sido aplicado, así como a lo dispuesto en los artículos 885, 889 y 902 inciso 1 del Código Civil, es forzoso concluir que el recurrente adquirió la propiedad del terreno y la fábrica y que por ende corresponde amparar la demanda. III.2. Infracción normativa material del artículo 911 del Código Civil, señalando que si bien los familiares del demandado y del recurrente habrían tenido derechos hereditarios sobre el lote y construcción que forman parte del inmueble materia de desalojo; sin embargo, al haberse declarado la prescripción adquisitiva a su favor, de conformidad con el artículo 74.6 del Decreto Supremo número 006-2006-VIVIENDA queda cancelado cualquier derecho u obstáculo registral que afecte el dominio del nuevo propietario, de manera que el hipotético título justificatorio de la posesión que la sentencia de vista señala que podría tener el demandado, ha fenecido.

IV. FUNDAMENTOS DE ESTA SALA SUPREMA

PRIMERO. Que, el recurso de casación tiene por fines la adecuada aplicación del derecho objetivo al caso concreto y la uniformidad de la jurisprudencia nacional por la Corte Suprema de Justicia, conforme lo señala el artículo 384 del Código Procesal Civil.

SEGUNDO. Que, habiéndose declarado procedente el recurso por causales de infracción normativa material y procesal, en primer término deben dilucidarse las relativas a la infracción normativa procesal, de conformidad con el inciso 4 del artículo 388 del Código Procesal Civil, el cual establece que si el recurso de casación contuviera ambos pedidos (anulatorio o revocatorio), deberá entenderse el anulatorio como principal y el revocatorio como subordinado, ello en atención a su efecto nulificante.

TERCERO. Que, la causal de infracción normativa procesal se configura cuando en el desarrollo del proceso, no se han respetado los derechos procesales de las partes, se han obviado o alterado actos de procedimiento, la tutela jurisdiccional no ha sido efectiva, el órgano jurisdiccional deja de motivar sus decisiones o lo hace en forma incoherente, en clara transgresión de la normatividad vigente y de los principios procesales.

CUARTO. Que, en el presente caso, el recurrente cuestiona que en la sentencia de vista no ha aplicado el Principio Iura Novit Curia previsto en el artículo VII del Título Preliminar del Código Procesal Civil, pese a haberse acreditado que el inmueble sub judice fue adquirido por el demandante vía prescripción adquisitiva a través del Organismo de Formalización de la Propiedad Informal - COFOPRI, por lo que debe entenderse que a tenor de los artículos 885, 889 y 902 inciso 1 del Código Civil, el recurrente adquirió por prescripción la propiedad del terreno y la fábrica.

QUINTO. Que, conforme al artículo VII del Título Preliminar del Código Procesal Civil, los jueces tienen la obligación de aplicar la norma jurídica pertinente, aunque no haya sido invocada por las partes o lo haya sido erróneamente; sin embargo no puede ir más allá del petitorio ni fundar su decisión en hechos diversos de los que no han sido alegados por las partes.

SEXTO. Que, en esa medida, toda decisión judicial vinculada con la aplicación del Principio Iura Novit Curia tiene que ser congruente con el objeto del petitum y la causa petendi, pues los hechos nacen antes que el proceso, de modo tal que estos hechos pertenecen a las partes, por lo que el juez no puede basar su resolución en hechos no alegados por ellos, sino en el derecho que éste conoce.

SÉTIMO. Que, dentro de esta línea de acción se advierte de autos que el actor ha basado su demanda de Desalojo por Ocupación Precaria en el título de propiedad otorgado por el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal - COFOPRI y la Municipalidad Provincial de Cutervo a su favor, mientras que el principal argumento de defensa de la parte demandada ha sido siempre que tiene la calidad de heredero forzoso del bien y que el demandante no es propietario de lo construido.

OCTAVO. Que, si bien es cierto, mediante Ejecutoria Suprema de fecha diecinueve de julio de dos mil trece, obrante a fojas doscientos cincuenta y uno, esta Suprema Sala declaró fundado el recurso de casación interpuesto por el demandado y en consecuencia declaró nula la sentencia de vista de fojas ciento noventa y nueve, que confirmó la sentencia de primera instancia de fojas ciento ochenta y tres, que declaró fundada la demanda, a fin de que los jueces superiores analicen si efectivamente el demandante es propietario o no de las construcciones o edificaciones levantadas sobre el inmueble materia de litis; sin embargo, no se puede inobservar el Cuarto Pleno Casatorio Civil recaído en la Casación número 2195-2011-Ucayali, que en cuanto al tema de las edificaciones ha señalado como uno de los supuestos contenidos en el artículo 911 del Código Civil, para que se dé la posesión precaria, lo siguiente: “Cuando el demandado afirme haber realizado edificaciones o modificaciones sobre el predio materia de desalojo —sea de buena o mala fe—, no justifica que se declare la improcedencia de la demanda, bajo el sustento de que previamente deben ser discutidos dichos derechos en otro proceso. Por el contrario, lo único que debe verificarse es si el demandante tiene derecho o no a discutir de la posesión que invoca, dejándose a salvo el derecho del demandado a reclamar en otro proceso lo que considere pertinente”. (Ver fundamento 5.5.).

NOVENO. Que, en tal contexto, aun cuando ha quedado acreditado en autos que existen construcciones sobre el predio materia de desalojo que datan de fecha antigua, esto es, antes de que el demandante sea propietario del bien con título otorgado por el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal – COFOPRI, en fecha dieciséis de diciembre de dos mil nueve; este solo hecho no sirve para declarar infundada la presente demanda de desalojo, a tenor de lo señalado en el considerando precedente; por lo que la Sala Superior deberá emitir nueva sentencia teniendo en cuenta el Cuarto Pleno Casatorio Civil, a través del cual las Salas Civiles de la Corte Suprema han adoptado una línea jurisprudencial en calidad de precedente judicial vinculante para efectos de evaluar las demandas de Desalojo por Ocupación Precaria; por lo que resulta un criterio judicial válido de aplicación y observancia obligatoria para la resolución de demandas sobre la citada materia en cualquier instancia y proceso judicial, pues ello conlleva a generar estabilidad jurídica frente a la resolución de este tipo de casos, además de cumplir con uno de los fines del recurso de casación consagrado en el artículo 384 del Código Procesal Civil, que es la uniformidad de la jurisprudencia nacional por la Corte Suprema de Justicia.

V. DECISIÓN

Por estas consideraciones y en estricta aplicación del artículo 396 inciso 1 del Código Procesal Civil, declararon: FUNDADO el recurso de casación interpuesto por José Camilo Rivera Berrios a fojas trescientos veinte; por consiguiente CASARON la resolución impugnada; en consecuencia, NULA la sentencia de vista de fojas doscientos ochenta y cinco, de fecha tres de diciembre de dos mil catorce, emitida por la Sala Descentralizada Mixta, de Apelaciones y Penal Liquidadora de Jaén de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque; ORDENARON que el Ad quem emita nueva sentencia en concordancia con las consideraciones expuestas en la presente resolución; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano”, bajo responsabilidad; en los seguidos por José Camilo Rivera Berrios contra Carlos Eduardo Berrios Pérez, sobre Desalojo por Ocupación Precaria y otro; y los devolvieron. Ponente Señor Mendoza Ramírez, Juez Supremo.

S.S. MENDOZA RAMÍREZ, ROMERO DÍAZ, CABELLO MATAMALA, MIRANDA MOLINA, YAYA ZUMAETA.

 

Boletines anteriores

Publicidad