Suprema delimita objeto del desalojo por ocupante precario

La causa petendi del desalojo, tiene por objeto recuperar el uso y goce de un bien inmueble que se encuentra ocupado por quién carece de título para ello, ya sea por tener una obligación exigible de restituir o por revestir el carácter de simple intruso.

 

Solamente implica la invocación por parte del actor, de un derecho personal a exigir la restitución del bien, de manera que no puede discutirse controversia o decisión respecto al derecho de propiedad o de posesión que puedan arrogarse las partes.

 

Así lo dispuso la Corte Suprema, a propósito de la casación N° 2359-2013-Lima, en la cual el demandante interpuso una nueva demanda de desalojo por ocupante precario contra el mismo poseedor; pues la primera fue declarada infundada debido a que el demandado venía tramitando un proceso que cuestionaba la validez de su título.

 

No obstante, siendo el proceso de nulidad de acto jurídico infundado, a decir de la parte demandante, el poseedor habría devenido en precario.

 

Ante ello, la Corte Suprema enfatiza que la situación jurídica (en base a la cual se resolvió dicho análogo proceso judicial) del nuevamente demandado, no ha variado a la interposición de la presente demanda; ello, debido a que lo resuelto en dicho proceso (nulidad de acto jurídico) no enerva la situación jurídica del demandado sobre el bien en litis.

Boletines anteriores

Publicidad