Relación de parentesco entre la demandante y su causante determina el inicio del cómputo del plazo prescriptorio

Así lo ha señalado la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de la República, mediante Casación N.º 2264-2014-Puno, publicada el 2 de mayo del 2016 en el diario oficial El Peruano, en el marco de un proceso de nulidad de acto jurídico interpuesto por la señora VGC contra HAR.

El caso es el siguiente, la señora VGC demanda a HAR (tío de la demandante) la nulidad absoluta del acto jurídico de compraventa (celebrado el 05/04/1989), por causal de simulación absoluta y como pretensión accesoria que también se declare la nulidad de la escritura pública.

HAR deduce excepción  de prescripción extintiva aduciendo que la pretensión principal de la demanda ya había prescrito por el transcurso del tiempo y que la pretensión accesoria correría con la misma suerte de la principal pues ya han pasado más de 24 años.


El juez a quo declara infundada  la excepción de prescripción extintiva por lo siguiente:

"[Q]ue si bien la demandante afirma haber tenido conocimiento del acto jurídico materia de litis al haber sido emplazada con la demanda interpuesta (por el demandado el diez de agosto del dos mil once) ante el Primer Juzgado Mixto […], habiéndose publicado los edictos el ocho de setiembre de dicho año, coligiéndose del contenido de la demanda se dirigió contra los herederos legales de quien en vida fue DRM (madre de la recurrente) […]  por lo que a la fecha de la interposición de la demanda esto es el veintitrés de setiembre de dos mil trece han transcurrido dos años un mes y trece días aproximadamente razón por la cual la acción queda expedita, declarando el saneamiento del proceso y estableciendo una relación jurídicamente válida".

Al apelarse el auto, el ad quem revoca y reforma el mismo, en razón de lo siguiente:

"[E]n aplicación de la dispuesto en la última parte del artículo 1993 del Código Civil, debe sumarse adicionalmente el plazo transcurrido desde que la causante de la demandante tuvo conocimiento del acto jurídico –esto es– el seis de noviembre del dos mil dos, fecha en la que suscriben la minuta contenida en la escritura pública […] de tal manera que desde dicha fecha ha transcurrido el plazo prescriptorio y pese al fallecimiento de la causante  –esto es el dieciocho de junio de dos mil once– agregando al tiempo desde que tuvo conocimiento la actora respecto al acto jurídico materia de nulidad, han transcurrido más de diez años a la fecha de la interposición de la demanda que fue el veintitrés de setiembre de dos mil trece, habiendo operado la prescripción".

Finalmente, la Corte Suprema no casa el auto de vista por los siguientes motivos:

"[Q]ue dada la relación de parentesco entre la referida causante y la recurrente (madre e hija, respectivamente), esta última también ha debido tomar conocimiento del contrato que se pretende impugnar por medio de la presente acción, toda vez que a dicha fecha, la recurrente ya ostentaba la mayoría de edad, […] por lo tanto, entre el término inicial antes referido y la fecha en que se interpuso la presente demanda (veintitrés de setiembre de dos mil trece) ha transcurrido un plazo mayor al previsto en el artículo 2001 inciso 1 del Código Civil, no apreciándose la verificación de ningún supuesto de suspensión o interrupción del decurso prescriptorio que regulan los artículos 1994 y 1996 del precitado cuerpo normativo".

Boletines anteriores

Publicidad