La pretensión subordinada de reembolso es incompatible con la de anulabilidad del acto jurídico

En estos términos se pronuncia la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema, en la sentencia recaída en la Casación N.° 3351-2010-Arequipa (El Peruano, 30/09/15) en el marco de un proceso de nulidad de acto jurídico. En este, el demandante plantea su demanda de una forma peculiar: a) pretensión principal: se declare la nulidad de la escritura pública celebrado entre la demandante y su cónyuge a favor de su cuñado respecto de un inmueble denominado “Machu Rumy”; b) pretensiones accesorias: b.1) primera pretensión accesoria: cancelación del asiento registral respecto de un inmueble; b.2) segunda pretensión accesoria preferente: anulabilidad del acto jurídico de compra venta por la causal de simulación relativa; b.2.1) Pretensión accesoria a la segunda pretensión accesoria preferente (b.2): (i) cancelación del asiento registral respecto de otro inmueble que contiene una transferencia simulada y (ii) entrega de posesión del inmueble “Machu Rumy”; b.2.2) Pretensión subordinada de la segunda pretensión accesoria: se ordene el reembolso del valor del inmueble.

 

Planteada la excepción de prescripción extintiva en relación a la pretensión de anulabilidad, tanto el a quo como el ad quem, confirmando el auto, la declaran fundada, debiendo seguir su suerte: i) la pretensión de cancelación de asiento registral, ii) la pretensión de entrega de posesión del inmueble y iii) la pretensión subordinada de reembolso del valor del inmueble, y en ese sentido, se anula todo lo actuado, dándose por concluido el proceso.

 

Sin embargo, la Suprema estima el recurso de casación por lo siguiente: a) dado que la pretensión de reembolso del inmueble [b.2.2] es subordinada respecto de la pretensión de anulabilidad del contrato [b.2], se entiende que el órgano jurisdiccional debe pasar a pronunciarse respecto de ella, pues ambas pretensiones son incompatibles. En ese sentido, declara fundado el recurso de casación, nulo el auto que dispone la anulación de todo lo actuado e insubsistente la sentencia apelada.

 

Mención particular merecen los votos en discordia que señalan: (i) el primero: que dicha pretensión subordinada está ligada a la segunda pretensión accesoria preferente [b.2], asimismo,  que dicha pretensión no tiene nexo de causalidad con la pretensión principal de nulidad de acto jurídico de compraventa. En ese sentido, debería declararse infundado el recurso; (ii) el segundo como voto singular del primero: que en realidad dicha pretensión “subordinada” en realidad constituiría una pretensión accesoria, al existir conexidad con los fundamentos de la pretensión de anulabilidad.

Boletines anteriores

Publicidad