Si se considera al comodante derecho de restitución posee legitimidad para promover desalojo así no sea propietario del bien

Fuente: http://woodycreekrealty.com

 

CAS. N.º 3703-2015 Lima

Emitida el 7 de octubre del 2016

(Publicada en El Peruano, 02-10-17)

Juez ponente

Señora Jueza suprema Cabello Matamala

Normas aplicables

Infundado

Normas aplicables

Artículo 586 del Código Procesal Civil

Fundamento jurídico relevante

[L]a legitimidad para obrar activa que se exige para el presente proceso, no solo se ciñe a los lineamientos dictados a través de la ejecutoria suprema de fecha tres de Diciembre de dos mil catorce, sino que además, contrario a lo denunciado, guarda armonía con las directivas impartidas en el Cuarto Pleno Casatorio Civil, pues en éste se ha dejado sentado que en aplicación del Artículo 586 del CPC, los procesos de desalojo pueden ser promovidos no solo por el propietario sino por todo aquel que considere tener derecho a la restitución, circunstancia que ha sido verificada adecuadamente.

 

CAS. N.º 3703-2015

LIMA

DESALOJO POR VENCIMIENTO DE CONTRATO

SUMILLA. Sujeto activo en el proceso de desalojo. “[…] de la norma en mención [Artículo 586 del Código Procesal Civil] se puede colegir con mediana claridad que el ordenamiento jurídico no solo habilita al propietario del bien a que pueda interponer la respectiva demanda de desalojo, sino además a todo aquel que considere tener derecho a la restitución del predio en cuestión, lo que nos lleva a razonar que en este proceso el debate del derecho de propiedad del inmueble resulta ajeno, conclusión que se ve corroborada si se tiene en cuenta que dada la breve tramitación del proceso de desalojo […] la discusión del derecho de propiedad no tendría cabida puesto que éste por su naturaleza exige un escenario amplio […]”.

Lima, siete de octubre de dos mil dieciséis.

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA. vista la causa número tres mil setecientos tres – dos mil quince en audiencia pública de la fecha y producida la votación con arreglo a ley, procede a emitir la siguiente sentencia:

1. MATERIA DEL RECURSO

Se trata del recurso de casación corriente a fojas cuatrocientos noventa, interpuesto por Juana Edelmira Ortega Montes viuda de Aliaga, contra la Sentencia de Vista de fojas trescientos cincuenta y uno, de fecha uno de Julio de dos mil quince, expedida por la Cuarta Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, que confirmando la apelada de fecha cuatro de Junio de dos mil trece, declara fundada la demanda de desalojo por vencimiento de contrato.

2. FUNDAMENTOS POR LOS CUALES SE HA DECLARADO PROCEDENTE EL RECURSO

Mediante resolución suprema de fecha veintiséis de noviembre de dos mil quince, se declaró PROCEDENTE el recurso por los siguientes extremos: a) La infracción normativa de los Artículos 425 incisos 4) y 5), y 427 inciso 1) del Código Procesal Civil y VI del Título Preliminar del Código Civil, bajo cuyo cargo se ha expresado que al contestar la demanda se planteó la falta de legitimidad para obrar de la demandante y ello porque a la fecha de interposición de la demanda aquélla ya no era la propietaria del bien sub litis, ya que por decisión judicial la propietaria es la CAJA DE PENSIONES POLICIAL MILITAR, no habiendo los jueces de instancia emitido pronunciamiento al respecto, puesto que solo lo han hecho mención de manera tangencial. b) El apartamiento inmotivado del precedente judicial vinculante contenido en el Cuarto Pleno Casatorio Civil plasmado en la Casación número 2195-2011/UCAYALI, bajo cuyo cargo se ha indicado que tal ejecutoria exige que se acredite la propiedad o se pruebe el legítimo interés para solicitar la desocupación de un bien, de conformidad con el Artículo 911 del Código Civil, y que no se ha cumplido con los considerandos adicionales 42 y 43 de la citada sentencia.

3. CONSIDERANDO

PRIMERO. Que por escrito recepcionado el veintisiete de Abril de dos mil doce corriente a fojas ocho, la FUERZA AÉREA DEL PERÚ promueve acción de desalojo por vencimiento de contrato contra Juana Edelmira Ortega Montes, solicitando que ésta desocupe y le devuelva el inmueble ubicado en Flat A-1, Departamento número 404 del Conjunto Habitacional FAP “Las Alamedas” del Distrito de Santiago de Surco, Departamento de Lima.

SEGUNDO. Que como sustento de su pretensión, la actora señala que ambas partes se vincularon por medio de un contrato de comodato que celebraron el veinticuatro de Setiembre de mil novecientos noventa y ocho, comprometiéndose la demandada y su fi nado esposo el TC3 FAP Juan Aliaga Mera a desocupar y restituir el referido predio al vencimiento del mencionado acto jurídico, esto es, veintitrés de Setiembre de mil novecientos noventa y nueve; no obstante el tiempo transcurrido, aquélla no ha cumplido con honrar lo pactado.

TERCERO. Que por sentencia de vista de fojas trescientos cincuenta y uno, el Colegiado de la Cuarta Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima declaró fundada la demanda, estableciendo que del contrato de comodato obrante a fojas tres, se aprecia que la FUERZA AEREA DEL PERU actuando como comodante cedió en uso la casa de servicio sub litis, para uso exclusivo de vivienda del extinto Técnico de Tercera Juan Aliaga Mera y su esposa Juana Ortega Montes, en calidad de comodatarios; negocio jurídico que vencería el veintitrés de Setiembre de mil novecientos noventa y nueve y del cual fluye la legitimidad para obrar que ostenta la demandante, no resultando necesario que ésta acredite la propiedad del mismo, ya que tal atributo no está en discusión en este tipo de procesos, a lo que se suma que el artículo 586 del Código Procesal Civil permite que puedan demandar, además del propietario, el administrador y todo aquel, salvo lo dispuesto en el Artículo 598 —que regula quienes pueden hacer uso de los interdictos—, considere tener derecho a la restitución del predio.

CUARTO. Que de las denuncias casatorias que se han propuesto a través del presente recurso de casación, se puede establecer que la discusión se centra en determinar si en el caso concreto se configura el presupuesto a que hace alusión el inciso 1) del Artículo 427 del Código Procesal Civil referida a la legitimidad de la actora para entablar el presente proceso, habida cuenta que en autos aparecería acreditado que ésta no tendría la calidad de propietaria del inmueble sub judice.

QUINTO. La legitimidad para obrar es entendida como aquella autorización dada por el ordenamiento jurídico en favor de una persona para que pueda proponer determinada pretensión en un proceso ya sea como demandante o demandado, habilitación que recae en quien afirme ser titular de la relación jurídico sustantiva que da lugar al conflicto de intereses que hubiera surgido, no resultando suficiente en algunos casos que la persona acredite ser titular del derecho que se discute para incoar la acción correspondiente, pues basta con traer a colación lo previsto en el Artículo vi del Título Preliminar del Código Civil, norma de la cual subyace la legitimidad para obrar a partir del legítimo interés económico o moral que se necesita para ejercitar o contestar una acción, para desvanecer dicha tesis.

SEXTO. El Artículo 586 del Código Procesal Civil, identificando a los sujetos activos en el proceso de desalojo, prevé que pueden demandar: el propietario, el arrendador, el administrador y todo aquel que, salvo lo dispuesto en el Artículo 598, considere tener derecho a la restitución de un predio.

SETIMO. Que de la norma en mención se puede colegir con mediana claridad que el ordenamiento jurídico no solo habilita al propietario del bien a que pueda interponer la respectiva demanda de desalojo, sino además a todo aquel que considere tener derecho a la restitución del predio en cuestión, lo que nos lleva a razonar que en este proceso el debate del derecho de propiedad del inmueble resulta ajeno, conclusión que se ve corroborada si se tiene en cuenta que dada la breve tramitación del proceso de desalojo al encontrarse regulado en el Capítulo I del Título III del Código Procesal Civil que concierne a los procesos sumarísimos, la discusión del derecho de propiedad no tendría cabida puesto que éste por su naturaleza exige un escenario amplio en donde las partes puedan proponer los argumentos que abonen a sus intereses y ofrecer sus medios probatorios pertinentes.

OCTAVO. En tal sentido, es forzoso concluir que la acreditación de la legitimidad para obrar activa en el proceso de desalojo únicamente estará referida a la calidad que invoque la parte demandante acorde a lo dispuesto en el Artículo 586 del Código Procesal Civil, tales como, propietario, arrendador, u otro por el cual se estime tener derecho a la restitución del predio.

NOVENO. Bajo tal contexto, al haberse acreditado en autos que la demandante ha interpuesto la presente acción en virtud al contrato de comodato que celebró con la demandada el veinticuatro de Setiembre de mil novecientos noventa y ocho, por el cual entregó el predio sub judice por el plazo de un año, el mismo que venció el veintitrés de Setiembre de mil novecientos noventa y nueve, fecha en la cual ésta tenía la obligación de desocupar y entregar el inmueble tal como fluye del citado acto jurídico, es indudable la legitimidad para obrar e interés que ostenta la actora para que por medio del órgano jurisdiccional exija la restitución del referido inmueble con arreglo a lo dispuesto en el Artículo VI del Título Preliminar del Código Civil, independientemente si ésta tiene o no la calidad de propietaria, ya que como se ha dejado establecido en este tipo de procesos dicho aspecto no resulta determinante.

DECIMO. Que al haber quedado determinado a la luz del Artículo 586 del Código Procesal Civil, que la demandante se encuentra habilitada para incoar la presente acción en virtud al contrato de comodato que ha anexado a su escrito de demanda, y que ésta no se encuentra dentro del supuesto de excepción que prevé el Artículo 598 del citado Código Procesal, es claro que la decisión impugnada no infringe los Artículos VI del Título Preliminar del Código Civil y 427 del aludido Código Adjetivo ni los incisos 4) y 5) del Artículo 425 del supra citado Código Procesal, normas éstas últimas que prevén ciertos anexos que se deben acompañar a la demanda, al constituir el mencionado negocio jurídico título suficiente para exigir la restitución del predio.

DECIMO PRIMERO. Que por consiguiente, el razonamiento al que se ha arribado en la sentencia de vista materia de impugnación en torno a la legitimidad para obrar activa que se exige para el presente proceso, no solo se ciñe a los lineamientos dictados a través de la ejecutoria suprema de fecha tres de Diciembre de dos mil catorce, sino que además, contrario a lo denunciado, guarda armonía con las directivas impartidas en el Cuarto Pleno Casatorio Civil —incluidas las consideraciones a que ha hecho referencia la impugnante—, pues en éste se ha dejado sentado que en aplicación del Artículo 586 del Código Procesal Civil, los procesos de desalojo pueden ser promovidos no solo por el propietario sino por todo aquel que considere tener derecho a la restitución, circunstancia que ha sido verificada adecuadamente por la Sala de vista al amparo del citado dispositivo legal y el contrato de comodato que se ha anexado al escrito de demanda. Por los fundamentos expuestos y de acuerdo a lo regulado además por el Artículo 397 del Código Procesal Civil, declararon:

INFUNDADO el recurso de casación interpuesto a fojas cuatrocientos noventa por Juana Edelmira Ortega Montes viuda de Aliaga, en consecuencia NO CASARON la Resolución de Vista número treinta y nueve de fecha uno de julio de dos mil quince obrante a fojas trescientos cincuenta y uno expedida por la Cuarta Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano” bajo responsabilidad; en los seguidos  por la Fuerza Aérea del Perú con Juana Edelmira Ortega Montes viuda de Aliaga, sobre Desalojo por Vencimiento de Contrato; y los devolvieron. Ponente Señora Cabello Matamala, Jueza Suprema.

S.S. MENDOZA RAMÍREZ, ROMERO DÍAZ, CABELLO MATAMALA, MIRANDA MOLINA, YAYA ZUMAETA.

 

Boletines anteriores

Publicidad