Corte Suprema de Justicia determina criterios para fijar daños por despido arbitrario

Fuente: www. zaratecarpio.com
La Sala Civil Permanente determina que corresponde indemnizar, el caso en cuestión,  por concepto de daño moral ya que el “hecho de haber sido despedido en forma arbitraria por su empleador, le ha ocasionado sufrimiento, el cual se refleja a través de un posible deterioro en su imagen ante sus familiares, amigos y la sociedad en general”.
 
La Cas. N.º 699-2015-Lima, proveniente del Expediente N.º 5725-2012-01801-JR-LA-25/S, pretende establecer si como consecuencia del despido arbitrario que sufriera el demandante por parte de su empleador se le deba indemnizar por los daños y perjuicios ocasionados, los cuales comprenden el lucro cesante, daño emergente y daño moral.

El Tribunal Supremo establece que el “daño emergente debe determinarse en función de la pérdida patrimonial efectiva que haya sufrido el trabajador por causa del despido injustificado del cual fue objeto”.
 
Sobre lucro cesante, podrá cuantificarse en relación con la lesión patrimonial consistente en la pérdida de un incremento patrimonial neto que haya dejado de obtener el trabajador como consecuencia de aquel despido.
 
Respecto al daño moral, para el tribunal, más bien, este debe ser entendido como la lesión a los sentimientos de la víctima, en este caso el trabajador despedido indebidamente, que produce un gran dolor o aflicción. Por lo que en dicho contexto, la sala superior establece que tal daño debe ser cuantificado con criterio de equidad y siempre que el trabajador acredite que el despido haya truncado su proyecto de vida.
 


Fuente:
Sala Civil PermanenteCasación N.º 699-2015-Lima, Lima: 26 de noviembre del 2015. Recuperado de <bit.ly/2bxTzTf
>

Boletines anteriores

Publicidad