Todo daño debe ser reparable aunque se califique erróneamente el tipo de responsabilidad civil

Así lo ha establecido la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema de Justicia, mediante Casación N.º 3449-2014-Ica, publicada el 30 de marzo en el diario oficial El Peruano, en el marco de un proceso de indemnización por daños y perjuicios.

En el presente caso la recurrente de iniciales OBL interpuso, en representación de sus menores hijos, una demanda de indemnización por daños y perjuicios contra la empresa SGE en la cual laboraba su conviviente, el señor RCT, quien falleció producto de una descarga eléctrica mientras efectuaba mantenimiento en los paneles de la planta térmica de la empresa. La demandante señala que el día de los hechos, por orden de su superior, el señor RCT realizó la limpieza de los paneles eléctricos, pese a que este solo tenía el cargo de ayudante de mecánico de planta, lo cual fue acreditado mediante su contrato de trabajo. Para la demandante, existe responsabilidad civil extracontractual por parte de la empresa y de quien dio la orden a su conviviente, conforme al artículo 1969 del CC, por lo que le corresponde una indemnización por el daño emergente, el lucro cesante y el daño moral ocasionados a ella y a sus hijos.

El a quo declara fundada la demanda y ordena el pago de S/ 340,000.00 por concepto de reparación civil extracontractual contra los demandados. Posteriormente, el ad quem revoca la apelada y la declara improcedente, tras considerar que:

“En el caso particular se configura la causal de improcedencia prevista en el artículo 427 inciso 5 del Código Procesal Civil (falta de conexión lógica entre los hechos y el petitorio), resultando de aplicación lo dispuesto en el artículo 121 del mismo cuerpo normativo, en tanto se interpone demanda de Indemnización por Daños y Perjuicios por Responsabilidad Extracontractual, siendo que de los fundamentos fácticos y las pruebas aportadas se acredita la existencia de una relación laboral; y [e]l vicio hallado no puede ser subsanado en esta instancia ni es posible la adaptación de la demanda a la vía de la responsabilidad contractual, ya que el escrito de demanda no contiene fundamentos que satisfagan las exigencias de este tipo de responsabilidad, como la antijuricidad, el daño, la causalidad y los factores de atribución” [subrayado agregado].

Finalmente, la Corte Suprema declara fundado el recurso de casación y, en consecuencia, casa la sentencia de vista, señalando lo siguiente:

[L]a actual regulación de nuestro Código Civil no puede ser impedimento para estudiar el sistema de la responsabilidad civil desde una óptica unitaria. Por consiguiente, […] carece de relevancia el hecho que en la sentencia de vista ahora impugnada se haya establecido la existencia de responsabilidad contractual; tanto más si revisados los actuados se advierte que no se ha configurado la causal de improcedencia de la demanda prevista en el artículo 427 inciso 5 del Código Procesal Civil, porque la parte demandante ha señalado en forma clara y precisa el petitorio de su demanda y los fundamentos que la sustentan, al solicitar una Indemnización por Daños y Perjuicios por el fallecimiento del padre de sus hijos en ejecución de labores para las cuales no había sido contratado; y si bien la accionante ha invocado normas sobre responsabilidad extracontractual, es el juez quien debe aplicar el derecho que corresponda al proceso, aunque no haya sido invocado por las partes o lo haya sido erróneamente, en aplicación del artículo VII del Título Preliminar del Código Procesal Civil; por lo que en el caso de autos corresponde a la Sala Superior resolver el fondo de la controversia” [subrayado agregado].

Boletines anteriores

Publicidad